jueves, 27 de noviembre de 2014

Reseña: El Niño con el Pijama de Rayas - John Boyne

1754286
Estimado lector, estimada lectora:
Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata.
No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una. Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad.

Sé que esta no es una de mis típicas lecturas, generalmente no me gustan esta clase de novelas porque son muy fuertes para mi, y la mayoría de las veces termino bastante deprimida luego de leerlas, pero, era una obligación leer este libro, ya que me lo mandaron del colegio. Lo empecé con todos los prejuicios del mundo, porque si hay algo que no me gusta NADA es leer por obligación, y me sorprendió, porque terminé disfrutando realmente mucho la lectura.
El libro transcurre durante la segunda guerra mundial, luego de que los judíos fueron enviados a los campos de trabajo forzado. Bruno, un chico alemán de 9 años que vive en Berlín, llega a su casa para enterarse de una repentina mudanza. Cuando llega a la nueva casa con su familia, está muy disgustado porque nota que la casa está en lo que parece ser el medio de la nada. Hasta que nota que desde su ventana se ve lo que el cree que es una granja con muchos niños y adultos que visten lo que Bruno cree que son pijamas con rayas.
Una tarde Bruno sale a hacer una "exploración" por los alrededores de su casa y va hasta la cerca de la supuesta granja, y allí conoce a Shmuel, un niño con el pijama de rayas, con el cual Bruno establece una extraña amistad.
Y eso es básicamente de lo que trata el libro. Me pareció interesante meterme dentro de la cabeza de Bruno y leer las cosas que el piensa, me dio mucha ternura su inocencia ante la horrible situación, considerando que su papá es el soldado que tiene el control sobre Auchviz, el campo de concentración.
Me parece que es algo muy remarcable la evolución de los personajes (la familia de Bruno) porque es algo que se nota mucho y afecta la forma en que ven las cosas.
La verdad es que el libro tiene un buen ritmo y no se me hizo pesado en ningún momento, aunque eso también puede ser porque el libro no tiene mucho más de 200 páginas.
Si bien me entristeció mucho el final lo veía venir desde lejos y no me parece un mal final.
Es un libro que recomiendo a todos, porque aunque quizás no les guste, deja una enseñanza permanente para todos.

Image and video hosting by TinyPic